Un globo en el país de las agujas

Hay ocasiones en las que notamos que algo anda mal y vemos el mundo aún más hostil de lo que realmente es. El mundo de por sí es una mierda por mucho que lo pintemos de colorines, tiene sus cosas buenas, eso es innegable, pero no engaño a nadie si digo que todo depende del lado del mundo en el que nos haya tocado vivir. No pretendo joderos la semana con una visión pesimista de la vida, ni lo pretendo ni es mi estilo, yo solo escribo, nada más. A veces bonito. Otras tantas no.

amelie
Amelie


En algunas ocasiones, me quedo quieta y siento cómo todo se mueve, cómo me adelantan los coches, las personas, los pensamientos, la vida. Hoy me siento como un globo en el país de las agujas, tengo la sensación de que, en cualquier momento, chocaré con una y explotaré. Sorteo como puedo los extremos punzantes pero siempre he sido muy torpe, es posible que caiga de bruces en alguna, estalle y termine por los aires descontrolada, sin saber dónde acabaré. No quiero eso. Nota mental: ser menos torpe.

Una intenta ir con la cabeza alta, yendo hacia delante como buenamente puede, pero en los momentos en los que siento cómo el  mundo se burla de mí, se vuelve tan oscuro, tan hostil, tan asqueroso, que tan solo me gustaría meter la cabeza en un agujero y esperar a que todo pase. Pero no soy avestruz, así que solo queda aguantar aunque solo sea por el qué dirán.

Algún listillo dirá que para no estallar hay que saber canalizar toda esa negatividad y , de este modo, evitar que esa explosión de emociones pueda explotar en la cara del que menos se lo merece. Pero si supiera cómo hacerlo, no estaría yo escribiendo estas líneas ¿verdad? Por otro lado, tampoco tendría una nueva entrada en el blog. No todo iba a ser malo.  Sentirme como flotando, sin saber el camino que llevo e ignorando cuándo llegaré a tierra tiene sus cosas buenas: las vistas son estupendas.

Desconozco si acabaré estallando o conseguiré cruzar el país de las agujas con éxito. Por el momento, las letras son mi consuelo, supongo que este sea mi canal para sobrellevar mis inquietudes. Todo lo demás está por llegar.

Sed buenos
Danae